Diario

LA MODAYARIES @Milan Fashion Week day #2

Este post lo escribo ya desde París, por supuesto ya es medio dia, tengo que estar lista en una hora para ir al desfile de Alexis Mabille , no me he bañado, ayer sali en la noche, cene como diosa, le di al vino francés y termine en una hipsterfiesta (hermana lore, este sería tu paraíso de lugar) tengo cara de muerto (rostro recurrente en estos días) pero eso si mucha sonrisa, la cual por cierto ayer cual puberta se me congelo cuando conocí a Mario Testino.
Pero ya estoy hablando de Paris cuando no he entrado en detalles de Milán. En el post pasado les enseñe las fotos de mi primer dia del fin de semana que pase en Italia. Fueron solo un par de días pero muy divertidos, en Milán me siento como en mi casa.
El dia empezó con mi cabecita taladrándome desde temprano, mi remedio fue una “trancio” de pizza de Spuntini, según yo es el equivalente de unos chilaquiles en esos casos. Ya con un poco de fuerza fui al desfile de Jil Sander muy cerca del Castello Sforzesco donde aprovecho para darle las gracias a mi ex compañero de internship Nico que ahora hace el PR de la marca y me dio el acceso al desfile.

La segunda colección desde el regreso de Jil Sander a la marca que endosa su nombre fue sin duda un muy grato momento para los que adoramos la moda. Como es su sello, la colección estaba compuesta de líneas simples, prendas oversize, y tacones en exceso gruesos en todos los zapatos.

De Jil Sander en la noche cerre con broche de oro en Emilio Pucci, donde trabaja una de mis personas favoritas en Italia, mi amigo Matteo quien diseña los zapatos más espectaculares del mundo. Estoy haciendo un video del desfile y obvio merece un post completo, pero la verdad no estoy en Paris todos los días, así que no he tenido mucho tiempo para terminarlo, pero juro subirlo lo antes posible. 

El diario de mañana entraré en detalles de boutiques y visual merchandising en Via Monte Napoleone (la calle principal de boutiques), no fui a ningún desfile ni nada que ver con moda, me la pase romanceando con un ex galan por consiguiente no tengo anécdotas jocosas de moda de mi tercer día en Milán pero si muchas reflexiones profundas de lo irónica que es la vida.
En fin, en Paris ya se esta haciendo tarde y estoy aprovechando este par de horas para ponerme al dia en mails e información. Por cierto ¿Alguien sabe qué va a pasar con el closet de Elba Esther? Me agobia.

Ad Space

You Might Also Like