Guías de viaje

Diario de viaje Australia & Nueva Zelanda I

Mi sueño siempre fue pisar los 5 continentes. Mi primer viaje sola fue a los 14 años y desde ahí supe que quería ver el mundo. Viajar muchas veces implica estar contigo mismo, y conocerte a ti es quizá la persona más difícil que se te pueda cruzar. Le puedes mentir a todos menos a ti.

Quería lograr el sueño antes de cumplir 30, aunque tarde un poquito más por fin lo logré.

La búsqueda de boletos comenzó porque hace un año mi novio en ese entonces me invito dos semanas a Sidney y me hablo de Queenstown, una ciudad en Nueva Zelanda que en invierno es un resort de ski y el resto del año se anuncian como “el patio de juegos del mundo”. La verdad es que Australia y Nueva Zelanda quedan tan, pero tan lejos de México que pensé que nunca iba a lograrlo. Termine con el susodicho pero ya tenia sembrado en el cerebro el viaje, me puse a investigar y me prometí que si encontraba un boleto estúpidamente barato lo compraría sin pensar más. Así fue como dos meses después encontré un boleto de LATAM para literalmente ir al otro lado del mundo. El boleto era para viajar dentro de 8 meses, tenía miedo hasta de actualizar el buscador y que perdiera esa oferta. No lo pensé más y lo compré, me dio dolor de panza cuando me llego el mail de confirmación y pensé no voy a decirle nada a nadie. No lo quiero salar y me voy a preocupar de esto hasta el próximo año. Tengo 8 meses para ponerme a dieta … aja ….

Pasaron los meses y lo único que tenía claro con este viaje era cortar ciertos gastos y gustos para poder hacer un ahorro que fuera suficiente para un viaje tan largo. Cada vez que investigaba algo de Australia o Nueva Zelanda me daban tantos nervios/pánico/emoción que cerraba mejor la compu y trataba de pensar en otra cosa. La verdad es que dude mil veces si mejor cancelar el viaje “es muy lejos, muy caro” y estaba en mood Lupita D’Alessio odio a todos los hombres en particular a los australianos. El tiempo corría y llego la hora de decidir si hacer el viaje, cambiar el boleto, etc. Sabía que para Nueva Zelanda solo se necesita pasaporte y para Australia una visa. Pensé “equis se hace rápido”. Incrédula. Es el peor tramite migratorio de mi vida. Seis semanas de espera, te piden hasta el acta de bautismo y confirmación sellada por El Papa, tienes que ir a escanearte la cara jajajaja si, no es broma. Mis cachetes y circunferencia facial esta en el registrados en los archivos migratorios de Australia.

¿Valdrá la pena? ¿Si estará muy chido? ¿Pues que regalan? Mil tonterías por el estilo me invadían constantemente, al igual que ya dejar este viaje por la paz y mejor usar el boleto para otra cosa. Hice el trámite y lo deje a la buena de Dios. Ya me avisaran si me dan la visa o no, pensé.

Pasó un mes y sin noticias de la embajada, faltaba solo una semana para el viaje y solo tenia el boleto pero no la visa. Literalmente, dos días antes decidí que si venia …

 

 

You Might Also Like